Se rompió un importante conducto de 750 milímetros en la zona de la Toma de Agua de Paraná, por calle Rondeau al final, este viernes. Por ello, se ve restringido el suministro en toda la zona Este y los barrios altos de la capital entrerriana, ya que no funcionan los centros distribuidores Lola Mora y Parque del Lago.

Las tareas de reparación del personal municipal se han visto obstaculizadas a tal punto, que por la tarde del viernes debieron suspender el trabajo por peligro de derrumbe.

"Por razones de seguridad del personal, se tomó la decisión de suspender hasta mañana a las 6 las actividades en la reparación del conducto. Las condiciones del suelo y los posibles desmoronamientos, hacen muy riesgosa la actividad", indicaron en un comunicado.

La labor se reanudó en la mañana de este sábado alrededor de las 6.30, pero se advierte que el servicio de agua podría demorar en normalizarse.

"Estamos complicados porque tenemos la rotura en un dado de hormigón importante", confiaron a AHORA desde Obras Sanitarias de la Municipalidad de Paraná. "Se solicita solidaridad a los contribuyentes para que no se derroche agua; que se evite el lavado de veredas o acciones similares durante el sábado", indicaron.

Comentá y expresate