Momentos de tensión y susto se vivieron en el segundo tiempo entre Boca y San Martín de Tucumán, en el cotejo disputado en Formosa por los 16avos de Copa Argentina.

El Xeneize ganaba ya 1-0 por un tanto de Edwin Cardona y se jugaba la parte final del cotejo, cuando el defensor entrerriano Paolo Goltz recibió una durísima patada en la cara que causó estupor.

Es que Goltz cayó desplomado al piso y estuvo un instante en el piso casi sin reacción. Luego, se recuperó y pudo continuar el partido con normalidad. Por esa jugada, fue expulsado Arregui, jugador de San Martín de Tucumán.

Embed

Sobre el cierre del partido, el propio Goltz volvió a recibir otro golpe, en este caso un cabezazo tras un rechazo. Sin dudas, no fue su noche.

Fuente: La Voz del Interior.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate