La Justicia paceña condenó a un joven de 26 años a la pena de 8 meses de prisión condicional, más reglas de conducta por tres años, por haber golpeado a su novia embarazada en septiembre de 2020 en Santa Elena.

El condenado es Gustavo Ezequiel Heredia, quien el 31 de diciembre de 2020, por la mañana, admitió ante el juez de Garantías de La Paz, Walter Carballo, el delito de lesiones leves agravadas, en un contexto de violencia de género. El acusado tenía pedido de captura y detención, ya que no se había presentado en los Tribunales cuando fue citado por Fiscalía.

El muchacho llegó a esa instancia a través de un juicio abreviado, en el que reconoció su culpabilidad. En la audiencia estuvieron el fiscal del caso, Facundo Barbosa; Fernando Báez, en representación del Ministerio Pupilar; y Martín Millán, defensor oficial del imputado.

Según la sentencia a la que accedió La Sexta, Heredia tiene 26 años, nació en Rosario, donde residió durante un tiempo y luego lo hizo en Casilda y Santa Elena.

Al momento de homologar el acuerdo de abreviado, el juez Carballo valoró como un elemento atenuante de la pena que “el imputado acepte y reconozca su culpabilidad por el hecho atribuido y la carencia de antecedentes penales según el Informe del Registro Nacional de Reincidencia del acusado”.

En cuanto a elementos agravantes, destacó “no sólo la menor edad de la víctima al momento de la ocurrencia del hecho sino también la circunstancia de que ésta cursaba un embarazo -reciente- en esas circunstancias”.

Además, indicó que “se trata de hechos que, por su naturaleza y por el modo de comisión, se enarbolan como expresión de violencia contra la mujer, subordinando a la víctima y colocándola en el lugar de objeto, a quien colocó en una especial situación de vulnerabilidad, teniendo en cuenta las lesiones de la víctima -embarazada- y por tratarse de una persona mayor que se aprovecha de la indefensión y que la mujer es menor de edad”.

Además de la condena de 8 meses de prisión condicional, el juez le impuso las siguientes reglas de conducta:

1) Realización por parte del imputado de terapia psicológica, previo informe que acredite la necesidad de la misma;

2) Abstención de realización de actos molestos, intimidatorios y/o perturbadores en relación a la víctima, como asimismo de mantener todo tipo de contacto con la misma.

3) Prohibición de acercamiento a una distancia menor de cien metros del domicilio, lugares de estudio, esparcimiento o habitual concurrencia de la víctima, o en la vía pública;

Por último, dispuso dejar sin efecto el pedido de captura y detención que pesaba sobre Heredia. Así, decretó la “inmediata libertad del imputado en la ciudad de La Paz”.

PLACA VIOLENCIA DE GÉNERO (2).jpg

Fuente: La Sexta

Comentá y expresate