La suba de tasas del Banco Central para secar de pesos la plaza está ahogando a las pymes, que ahora deberán pagar a las tarjetas por los pagos con crédito un 3,5% si quieren la plata a los dos días hábiles, porque de lo contrario la reciben recién a los 18 días hábiles, cuando la tasa venía siendo del 2,63%, según se desprende de los datos de First Data.

El Gobierno quiere poner un parate al consumo para tratar de frenar la inflación. Mientras antes había una suerte de boom del consumo en cuotas, ahora el costo financiero subió de tal medida que ya dejó de ser negocio.

En agosto, hasta los planes Ahora 12 cayeron 17% interanual. En total entre todos los planes del gobierno la baja fue del 3%. La caída más estrepitosa se ve en más de 24 cuotas, con un derrumbe del 54%, mientras de 13 a 24 cuotas el descenso fue del 28%, mientras de 7 a 12 cuotas la baja fue del 11% y de 4 a 6 cuotas la disminución fue del 3%. Por rubro, en electrodomésticos la caída de ventas en cuotas fue del 9%, mientras en indumentaria fue del 1%.

¿A qué obedece este panorama? "El gran problema son las tasas de referencia del 73%, que subió mucho el costo de financiamiento. Como fabricantes, el gran problema que tenemos es que los retails nos han dejado de comprar por la falta de financiamiento, ya que si bien hay productos nacionales, hay muchos otros que son importados y están en dólares, por lo que la devaluación les pegó muy fuerte.

Al no tener la posibilidad de financiamiento, y con este dólar tan volátil, ningún retail quiere tener stock que se le pueda encarecer. Al subir el costo de las cuotas, el consumidor no pude acceder a producto en varios pagos, lo que le pega fuerte al consumo. En caso de productos electrónicos, por caso, la caída ronda entre el 20 y el 30%", revela uno de los grandes players de la industria.

El encarecimiento de las cuotas empezó el 18 de mayo pasado, cuando pagar en dos cuotas pasó a tener un costo financiero total del 69%, mientras desde el 20 de agosto trepó al 78%, que se disparó a 97,4% desde la semana pasada. Hasta los planes con el Ahora 12 tuvieron otra vez un incremento del costo financiero total, luego del alza que habían tenido el mes pasado.

Si bien mucha gente tiene la percepción que es de cero interés, como pasaba con el Gobierno anterior, tiene un costo, aunque menor que por fuera del programa. El Ahora 3, que era del 36,8% pasó al 38,2%, el Ahora 6 que era del 40,5% pasó al 42,2%, el Ahora 12 que era del 43,9% pasó al 45,6% y el Ahora 18 que era del 45,6% pasó al 47,4%.

Lo que es importante es no hacer revolving, que es como se denomina en la jerga a financiarse con tarjeta, o sea a pagar el mínimo, porque ahí el costo financiero total es del 100%, por lo que se termina pagando el doble, publicó El Cronista.

Comentá y expresate