Distintos rubros se ven perjudicados por las restricciones que se debieron tomar para frenar el aumento de casos. "A nosotros nos perjudica un montón, reacomodarnos, acomodar esa franja horaria que no es solamente una hora. Hay gimnasios que cierran habitualmente 22.30 horas", expresaron desde un gimnasio de Gualeguaychú.

La ciudad del sur entrerriano fue una de las primeras en tomar medidas restrictivas. "Tengo dos grupos o tres, y quien no viene es un ingreso menos. Creo que el gimnasio no es un lugar de contagio", aseguró una profesional.

Por otro lado, desde el sector cultural sostienen que son uno de los más perjudicados. "Nuestros espacios están protocolizados, son super seguros", protestaron.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate