Los gimnasios del Gran Paraná reabrieron este lunes sus puertas, a partir de la habilitación otorgada por el Gobierno provincial, a pesar de estar en alarma epidemiológica.

La medida fue bien valorada por el sector, que venía reclamando por la necesidad de trabajar, atento a la extensión de las restricciones y la crisis económica.

"Es un excelente lunes, después de dos lunes sin abrir. Estamos felices, cumpliendo los protocolos como siempre y demostrando que somos seguros y deberíamos permanecer abiertos porque no hay forma de contagio", expresó Sebastián Erbetta.

Cabe aclarar que los gimnasios pueden estar abiertos entre las 6 y las 19, con un aforo del 30%. En el marco de la crisis, además, el Gobierno dispuso una ayuda económica, cuyo programa está próximo a definir e instrumentar.

Embed

Comentá y expresate