La Cámara Paranaense de Gimnasios escribió una carta abierta para alertar por la "tremenda, angustiante y desesperante situación comercial, económica y familiar" que atraviesan y la necesidad de volver a trabajar. Según indicaron, hasta el momento 15 locales ya debieron cerrar en esta pandemia.

"Venimos acumulando deudas de alquileres, sueldos, servicios (gas, luz, teléfono, internet), tasas municipales, impuestos provinciales, nacionales y demás gastos fijos que siguen llegando con total normalidad y puntualidad, llevándonos a una situación económica insostenible y agobiante. Acompañábamos las decisiones oficiales, pero a esta altura ya no las avalamos ni las comprendemos", cuestionaron.

Ante este contexto, solicitan a las autoridades "la reapertura impostergable de nuestros gimnasios, natatorios y afines a partir del 3 de agosto con todos los protocolos y cuidados para nuestros clientes y colaboradores, igual que el resto de los comerciantes habilitados a nivel local y provincial".

"El Covid vino a quedarse por muchos meses más y debemos adaptarnos a convivir con él. La Cámara Paranaense de Gimnasios interpreta que a la altura de la fecha, existe discriminación hacia nuestro sector, no permitiéndonos ejercer el derecho laboral. Necesitamos volver a cuidar la salud de la gente, necesitamos seguir haciendo nuestro trabajo", manifestaron.

Embed

Comentá y expresate