Estudiantes y Gimnasia empataron 4 a 4 en un emocionante clásico platense por la Liga Profesional.

El equipo de Ricardo Zielinski arrancó mejor, dominando campo y terreno. El Tuti tuvo mucha participación y había inquietado con un par de remates. El zurdo apareció en el minuto 23 de la etapa inicial para abrir el marcador, capturando un rebote en el área y definiendo ante el arquero Rodrigo Rey.

Dos minutos después, Gimnasia reaccionó y en su primer acercamiento serio Rogel le hizo un claro penal a Johan Carbonero. Con su clásico estilo, Luis Miguel Rodríguez ejecutó de manera sutil, pero Mariano Andujar le adivinó la intención y contuvo el toque que iba al arco a los 26′.

El fútbol da revancha, muchas veces más rápidos de lo esperado. Hacía seis años y ocho partidos que Gimnasia no le hacía un gol a Estudiantes. A los 30′, el Pulga estuvo en el momento justo y en el lugar indicado para reventarle el arco a Andujar tras un mal rechazo de la defensa.

https://twitter.com/TNTSportsAR/status/1467596101645651972

Pero no fue lo único en el repertorio del delantero de Gimnasia, porque un par de minutos después dominó el balón en el ingreso del área grande y definió de cachetada con una calidad fenomenal para dar vuelta el partido.

En medio de un partido de película, Estudiantes dio su muestra de carácter con una subida de Nicolás Pasquini por izquierda. El zurdo se metió en el área y con su pierna derecha, la menos hábil, remató al ángulo opuesto de Rodrigo Rey, que nada pudo hacer.

https://twitter.com/TNTSportsAR/status/1467596983770796038

No era todo, porque antes del final del primer tiempo llegó a la fiesta Brahian Alemán. El capitán de Gimnasia tomó el balón a más de 30 metros del arco y metió un zapatazo fantástico que se metió en el segundo palo de Andujar.

Cuando terminó el primer tiempo hubo discusiones entre Zielinski y Carbonero que por poco no pasaron a mayores, porque se metieron jugadores de los dos equipos. Darío Herrera no sancionó a nadie y así se fueron al vestuario.

Para el complemento, el partidazo no aflojó en nada. El árbitro vio una falta de Noguera sobre Eric Ramírez en el área y el Pulga volvió a tomar el balón para patear el penal, pero esta vez no falló con un remate fuerte y al medio.

Según consignó Río Negro, el Pincha volvió al partido con la enésima reacción de la tarde, porque tras una pelota parada y una atada tremenda de Rey, Noguera se tomó revancha y puso el 4 a 3.

Gimnasia no aprovechó los contragolpes con Carbonero y perdió a Alemán por lesión, factores que el Pincha aprovechó al máximo. Zielinski metió cuatro cambios juntos y uno de los ingresados fue Manuel Castro, que llegó por derecha y cuyo remate no pudo ser contenido por Rodrigo Rey. En el rebote apareció Leandro Díaz para empujar la pelota a la red y determinar el 4-4 a los 33′.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate