Faltaban tres días para la Navidad -los mismos que restaban para que se cumpliera un mes de la muerte de su papá, Diego Maradona- cuando Gianinna tomó la decisión de cerrar su cuenta de Instagram. Y en Twitteracercó una explicación. Las vísperas del 25 de diciembre fueron la clave para dejar de realizar posteos en dicha red social, pero sobre todo, para no encontrar más imágenes que la sumían en la tristeza, por su gran contenido simbólico.

“Cerré IG porque las foto de los árboles de Navidad me deprimen. Mi hijo no está en Argentina, así que ni siquiera tengo que caretear. Estoy en otro mood (estado anímico). ¡Just that! (Solo eso)”, informó la hija de Claudia Villafañe, quien a partir de entonces volcó todo aquello que quería decir o mostrar en Twitter.

Así fue cómo posteó una foto de años atrás en la que Dalma Maradonay su padre duermen profundamente en un avión durante un vuelo; divertida, y un tanto avergonzada por la imagen con la que fue sorprendida, su hermana prometió vengarse por ese escrache virtual.

Pero además, lejos de la ternura de los recuerdos familiares, Gianinna también tuiteó en contra del abogado Yamil Castro Bianchi, socio de su colega Matías Morla, por la carta documento que les envió a los hijos de El 10, con excepción Diego Junior, quien se encuentra en Italia. Se trató de una notificación -sin ninguna validez legal- sobre las causas que Maradona le había iniciado a Villafañe.

Fue entonces cuando, ya sobre Año Nuevo, la ex esposa de Sergio el Kun Agüero volvió a dejar un nuevo tuit. Esta vez cargado de nostalgia porque -así como le sucedió con los árboles de Navidad y su cuenta de Instagram- las Fiestas profundizan las ausencias de los seres amados.

En estos días, Gianinna no está muy lejos de su hijo, quien se encuentra en Inglaterra con su papá. Y todavía está empezando a transitar las primeras etapas de un duelo muy profundo: así como un país todavía llora la partida del máximo ídolo que tuvo la Argentina, su hija también busca cómo enfrentar esa congoja. Ambos, el Benja y su babu, se le vinieron a la cabeza -estando siempre presentes en su corazón- para que la diseñadora terminara dejando unas sentidas palabras, junto a una foto del nene con su abuelo, en una tierna postal familiar. Y con un detalle: Benjamín luce una camiseta de la Selección Argentina con el número 16; se trata de la misma que usara el Kun en lo días que el astro era el director técnico del combinado albiceleste.

“Hace un año estábamos los tres en la pileta”, recordó Gianinna, hablándole a su papa, para esbozar entonces una imagen conmovedora que trae a la memoria a Don Diego y Doña Tota: “Benja hoy está con su papá, vos con los tuyos. Yo, ¡conectada para siempre con ustedes dos!”.

La conclusión del breve escrito es realmente desgarradora, oscilando entre la certeza de que compartir la vida con su padre ha sido un privilegio y el dolor por una partida demasiado temprana. “¡Gracias por haberme hecho quien soy! Fui muy feliz, hoy hago lo que puedo. ¡Los amo para siempre, estemos donde estemos!”, cierra Gianinna Maradona, agregando el emoji de un corazón, quizás sabiendo que allí Diego permanece a salvo.

Fuente: Teleshow

Comentá y expresate