Este lunes comenzó a cumplirse el sueño de Geremías: las sillas y los bancos de su aula ya tienen las pelotitas de tenis que reducirán los ruidos molestos. Padres y docentes de la Escuela Gaspar Benavento de Paraná se sumaron a colaborar y empezaron con los trabajos.

Desde las 8 de la mañana, arribaron a la escuela del barrio Mariano Moreno y comenzaron a colocarlas. La primera aula fue la de Gere, cuya mamá inició la campaña que se viralizó a nivel nacional tras la publicación de AHORA. Ahora, irán por todas las aulas de la escuela y otras instituciones de la ciudad, ante la gran cantidad que donaron.

Embed

La historia de Gere que movilizó a todos

Geremías Godoy es un niño con Trastorno del Espectro Autista -TEA- que concurre a la Escuela N° 202 Gaspar Benavento. Está integrado desde que va a jardín y tiene buen desempeño escolar, pero necesitaba de la ayuda de todos para que su estadía en el aula sea más placentera.

Por ello, su mamá lanzó una campaña a través de las redes sociales para conseguir pelotitas de tenis, que fueron colocadas en las patas de las sillas del aula. De esta manera, se reducirán significativamente los ruidos que se generan por arrastrar los bancos, que molestan a Geremías.

Se trata de una idea que hace un tiempo comenzó a viralizarse y que resulta de mucha ayuda para estos niños en edad de escolarización. "Para el sería muy importante ya que ayudaría a concentrarse más en sus actividades y estar más tranquilo", resaltó su mamá, Ana Baldoni a través de su cuenta Facebook.

La campaña despertó el interés en todo el país, por lo cual llegaron miles de pelotitas de distintas ciudades. Por superar la cantidad requerida para el aula de Geremías y de la institución a la que asiste, se posibilitará que otras instituciones también puedan lograr este sueño que se gestó.

aula pelotitas gaspar benavento (1).jpeg
aula pelotitas gaspar benavento (3).jpeg
aulas pelotitas gaspar benavento (3).jpeg

Comentá y expresate