Así como el Bailando por un sueño tiene parejas que anuncian su baja días antes de que comience el programa, o minutos después de haber acordado su participación. El Cantando 2020 no quiere ser menos y ya comenzaron los problemas antes de su estreno. El primer conflicto se dio entre Georgina Barbarossa, confirmada para participar, y Moria Casán, quien anunció que va a formar parte del jurado.

La actriz tenía pactado su ensayo para el día viernes pero cuando anunciaron que "La One" había aceptado la propuesta y formaría parte de la competencia decidió suspenderlo y horas más tarde, se comunicó con la producción para anunciarles que había tomado la decisión de renunciar.

"Ella quería estar en el programa pero hay cosas con las que no tranza. No perdonará nunca a Moria por lo que dijo de el Vasco Lecuna", confirmó un allegado a Georgina, cuando se supo de la renuncia.

"Dijo cosas muy feas de mi marido. Durante la vida de Vasco y después de su muerte. Y eso no se lo voy a perdonar nunca. No hay vuelta atrás. Le dije que no me interesaba. Ella sola dijo barbaridades. Una persona que se mete con los míos... no lo voy a permitir", había contado Barbarossa, que quedó viuda en el año 2001, cuando a su marido, Miguel Lecuna, lo asesinaron en un violento asalto.

Después de estas declaraciones, Moria salió a responderle a través de un móvil para Confrontados: "Me da mucha pena que alguien pierda un trabajo por mí, así que yo ofrezco, para que esta señora no se quede sin trabajo, retirarme en el momento que esté ella. Es tan fácil".

Lejos de querer seguir con la polémica, Georgina tomó la decisión de publicar un mensaje finalizando su vínculo con los productores del programa. "Gracias por todos los mensajes amorosos que no paran de llegar", comenzó diciendo la actriz.

Comentá y expresate