Los trabajadores de Garbarino en Paraná se dieron finalmente por despedidos este lunes, tras un largo proceso que incluyó incumplimientos salariales y deudas hacia los empleados.

"Poco a poco los compañeros se van dando por despedidos. Hace tres o cuatro meses nosotros nos reunimos y ellos decidieron intimar a la empresa al pago de salarios, pero seguir concurriendo al trabajo. La empresa hoy cerró. La encargada el viernes se dio por despedida", indicó el secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio, Daniel Ruberto.

Siete u ocho trabajadores que quedan no han conseguido trabajo, y este lunes se dieron por despedidos. Otros cinco empleados han podido sustituir su fuente laboral y se fueron con anterioridad.

Ruberto aseguró que se les ha ido pagando "de a puchitos" y relató que "todos decidieron seguir concurriendo, por una cuestión anímica".

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate