A partir de este año -ya con efecto sobre los salarios de enero- solo uno de los padres de un menor o de una persona discapacitada podrá aplicar la deducción por hijo en el impuesto a las ganancias, a diferencia de lo que ocurría hasta ahora.

La medida, dispuesta por la resolución 4283 de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), publicada hoy en el Boletín Oficial, significará un incremento de la presión tributaria para los casos en los que, por su nivel de ingresos, ambos padres de personas deducibles estén alcanzados por el impuesto. La resolución 4003 de 2017, que ahora se modifica, permitía en forma explícita la deducción por parte de ambos.

Concretamente, el texto de la nueva resolución dispone que la carga de familia por hijo "será computada por quien posea la responsabilidad parental" y que cuando esa responsabilidad sea ejercida por los dos y ambos reciban ingresos sujetos a Ganancias, "cada uno podrá computar el 50% del importe de la deducción o uno de ellos el 100% de dicho importe".

Para este año, el monto deducible por hijo a cargo es de $31.461,09. Por eso, para una persona con dos hijos que deba dejar de declararlos, el efecto máximo que puede tener la resolución (en términos del incremento del impuesto) es de $22.022 en el año (esto, en el caso de la tasa máxima de imposición).

Otra disposición de la normativa conocida hoy es que, cuando alguien declare deducciones en el formulario Siradig, deberá informar si cobra asignación familiar por hijo. Esto es para evitar que ocurran ambas situaciones a la vez, y es un tema vinculado con el decreto 702, también publicado hoy en el Boletín Oficial, que reduce el tope de ingresos que puede percibir un grupo familiar para cobrar la prestación por hijo. Desde el Gobierno justifican ambas medidas en razones de equidad en los beneficios que una familia recibe del Estado.

Fuente: La Nación.

Comentá y expresate