El incremento de casos de coronavirus este fin de semana generó preocupación en Chajarí. Por ello, su intendente, Pedro Galimberti, anticipó en las redes sociales posibles medidas en caso de que continúen en aumento. "Entramos en fase de responsabilidad social extrema", expresó, y solicitó la colaboración de los vecinos.

"La problemática del COVID-19 se extiende en la región y Chajarí no es una isla. La confirmación de 6 casos, este domingo, marca una curva en alza que nos pone en señal de alerta", afirmó a través de su cuenta de Facebook.

"La relación entre cantidad de casos activos y cantidad de habitantes de la ciudad nos ubica, hoy, dentro de parámetros razonables. Pero el alto poder de contagio del virus nos permite avizorar que en los próximos días podría haber más casos y si eso ocurriera seguramente deberemos restringir actividades y autorizaciones que tanto nos costaron conseguir", adelantó.

En esta línea, remarcó: "La situación, de plantearse de esa manera, nos obligará a entrar en fase de restricciones, con consecuencias para muchos de quienes hoy trabajan en actividades no esenciales. No queremos tomar medidas de este tipo pero lo haremos, de ser necesario, evaluando la situación sanitaria local día a día".

Finalmente, reflexionó: "Por esa razón hago un profundo llamado a la responsabilidad social, individual y comunitaria de todos. Debemos hacer un uso responsable de las autorizaciones y, ahora, ser más responsables que nunca. De la confirmación de nuevos casos y de la actitud, el comportamiento y el compromiso de todos dependerán las próximas medidas".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate