Aunque todavía no comenzó Navidad, un grupo de estudiantes de Berkshire, Inglaterra, ya adornó la fachada de su casa de una peculiar manera que desató la furia de sus vecinos.

Un residente de 53 años, Stephen Bailey-Todd,se encontró de frente con la enorme decoración, a la que llamaron "pene arbolito", que además incluye luces con forma de espermatozoides. El hombre no dudó en tomarle una foto para exigir que sea retirada.

El hombre criticó: "Yo estaba incrédulo. Sé que a los jóvenes les gusta divertirse pero es profundamente ofensivo y muestra una falta de respeto. Fue un shock para ser honesto".

La polémica decoración

decoracion.png

Crónica

Comentá y expresate