En una noche inolvidable del Pulga Rodríguez, que clavó un tremendo hat-trick, Atlético Tucumán goleó 3-0 a Tigre y se convirtió en el único líder de la Superliga, al menos hasta que se complete la fecha. El ídolo del Decano la metió de jugada, de penal y con una hermosa vaselina para demostrar que los tucumanos no se achican ante la doble competencia y, además de lo que están haciendo en la Libertadores, quieren pisar fuerte en el plano local.

Todavía no se habían acomodado en la cancha cuando Atlético ya ganaba 1-0. Jugada a puro toque y precisión hasta meterse en el área chica de Tigre y la aparición de Rodríguez, habilitado por Galmarini, para desviar al gol. Protagonista inapelable, a él también lo bajó Canuto dentro del área en la previa del segundo tanto propio, de penal.

Tigre salió dispuesto a descontar en el arranque del complemento y tuvo una chance inmejorable, también desde los 12 pasos, pero Lucchetti se hizo gigante ante Diego Vera y contuvo el penal. Pocos minutos después llegaría la gran obra de arte del partido, del Pulga, quien se fue sólo contra Batalla y la picó al mejor estilo Messi, para que la pelota viaje al ángulo. Imposible.

¡Picó en punta!

Embed
Embed

La joyita de noche

Embed

Fuente: Olé / TNT

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate