En la decimocuarta audiencia de las causas Narcoavioneta y Narcomunicipio desarrollada este lunes se expusieron los informes obtenidos por las pericias contables que se realizaron en el marco de la investigación, donde se pusieron en cuestión presuntas irregularidades o inconsistencias en pagos y contrataciones de la Municipalidad de Paraná.

El análisis de la documentación comprendida entre septiembre de 2017 y mayo de 2018 fue relatado por Marcela Julita, subcomisario contador de la División de Lavado de Activos de la Policía Federal Argentina, quien recibió cuestionamientos por parte de las defensas y respondió preguntas sobre su labor en la causa.

La profesional sostuvo que en los legajos de contratación "faltaba documentación" y se explayó sobre órdenes de pago y emisiones de cheques que eran librados a nombre del mismo municipio, en un circuito que "no es usual" donde el dinero salía y regresaba a la misma cuenta.

"¿Qué podría estar encubriendo esa maniobra?", preguntó el juez Roberto López Arango, quien integra el Tribunal junto a Lilia Carnero y Noemí Berros. Tras algunas explicaciones, Julita dijo que podría "ocultar otro destino", aunque cuando se le pidieron precisiones sobre qué destino dijo que "no podría precisar".

A su vez, la contadora se refirió a las ordenes de publicidad que fueron estudiadas y habló de 28 millones en el período mencionado, lo cual le "llamó mucho la atención". "Había gente que no respondía a la actividad declarada", ejemplificó.

Los defensores del intendente Sergio Varisco, Rubén Pagliotto y Miguel Cullen, realizaron preguntas y cuestionaron el trabajo de la profesional, con quien mantuvieron un intercambio tenso que motivó la intervención del Tribunal.

"Nosotros lo que vemos lo exponemos", respondió Julita tras varios cuestionamientos, y sostuvo que las evaluaciones al respecto deberán en todo caso ser oportunamente realizadas por los abogados.

A las críticas se sumaron Emilio Fouces y Boris Cohen, defensores de Pablo Hernández y Griselda Bordeira respectivamente, y algunas de las observaciones fueron puestas en cuestión por el siguiente testigo, el subtesorero de la Municipalidad Rubén Correa.

"El sistema puede ser antiguo pero es absolutamente seguro y se pueden seguir todos los pagos", aseguró el contador, quien agregó que las indicaciones del informe son "absolutamente incorrectas" y dijo que el modo expuesto es propio del sistema de "contabilidad de caja" mediante el cual trabajan.

Comentá y expresate