No se hicieron daño. Francia y Dinamarca empataron 0-0 en el estadio Luzhniki de Moscú por la tercera fecha del grupo C del Mundial Rusia 2018.

Fue un partido con poca propuesta en ofensiva por parte de ambas escuadras, se preocuparon más en cuidar el balón y tocar en media cancha, aunque en ocasiones apelaron al pelotazo para buscar el contrataque rápido de los delanteros que esperaban en la punta.

Por cuadro danés destaco Eriksen que siempre esperó el balón largo y algunas veces pudo burlar la defensa francesa.

Tanto los daneses como los “bleus” sabían que este resultado les convenía mucho ya que aseguraban su pase a octavos de final. Ahora deberán esperar los resultados de los encuentros del grupo D.

Como va la tabla, probablemente el próximo rival de Dinamarca sea Croacia.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate