Tras la viralización de una fallida sesión de fotos en la que una joven terminó mordida en la cara por un perro, una adiestradora observó las imágenes y explicó por qué se produjo la reacción del canino.

Aseguró que hubo señales de incomodidad que la joven no advirtió y también dejó una serie de recomendaciones para tratar con animales ajenos.

Embed

Comentá y expresate