Cientos de personas se movilizaron este viernes en la capital de la provincia para protestar por la vuelta a fase 1 de aislamiento, que fue implementada el jueves. Todo terminó con graves incidentes porque la Policía reprimió con balas de goma y gases lacrimógenos.

La ciudad determinó regresar a la etapa más estricta del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) desde las 00 del jueves hasta el 18 de marzo,tras detectarse 17 casos de coronavirus.

Esto implica el cierre nuevamente de los locales comerciales que no sean esenciales. El transporte interjurisdiccional también quedó suspendido,mientras que el urbano quedará a criterio de la Municipalidad de la ciudad que resolverá qué medidas tomar.

La decisión de las autoridades sanitarias fue comunicada a través del parte informativo diario del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19 de la provincia. “Lo que estamos viendo hoy es una foto de lo que pasó 14 días atrás, no es lo de ayer, es lo que viene ocurriendo en transmisión y contagios de días atrás”, afirmaron.

En ese contexto, y en medio de la crisis económica, los reclamos principales los llevaron adelante comerciantes y trabajadores ambulantes, que piden trabajar sin restricciones. Las movilizaciones comenzaron el mismo jueves, tras conocerse la medida, y se repitieron este viernes.

Al grito de “queremos trabajar”, decenas de personas marcharon hacia la Casa de Gobierno provincial. Arrojaron huevos contra el edificio y en un momento, cuando intentaron sortear el vallado de seguridad dispuesto en el lugar, se enfrentaron con efectivos policiales, que arrojaron balas de goma y gases lacrimógenos.{

Fuente: TN

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate