El personal de Obras Sanitarias de la Municipalidad de Paraná continúa este martes con los trabajos de reparación de una bomba de agua en la Toma Nueva. Estiman que las tareas finalizarán en las próximas horas y para la medianoche comenzaría a normalizarse el servicio.

"Si todo esto anda bien, porque el reajuste se va haciendo en las piezas que no son fáciles de manejar, recién esto se va a empezar a normalizar a la madrugada", expresó en diálogo con el NueveJosé Borghello, director de Obras Sanitarias.

Respecto de los trabajos que llevan adelante desde el viernes, explicó que "se sigue armando la bomba que se está cambiando del muelle viejo, que impulsa el agua a la Planta Potabilizadora de Ramírez. Esta bomba se rompió por la sedimentación".

"El trabajo más grande que se hizo en estos tres días con el personal es que se movilizaron más de 500 metros cúbicos de tierra y barro con todo el equipamiento del municipio", agregó.

Sobre ello, destacó: "Con eso logramos ampliar el conducto natural para garantizar mayor volumen de agua sobre la bomba que se está por instalar. Dependemos de esta bomba para que la Planta Ramírez funcione, que representa el 20% del agua en Paraná".

Ante esta situación, aseguró: "Tenemos cuatro o cinco horas más de trabajo. Después vienen las pruebas y demora más o menos entre tres y cuatro horas a Planta Ramírez para empezar a potabilizar". Luego, para la medianoche volvería poco a poco el agua a los hogares.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate