Fernando Gago sufrió un estiramiento con lesión parcial de la plástica de la rodilla derecha en el empate de Vélez ante Aldosivi y decidió someterse a una cirugía que lo lleva a estar en rehabilitación por seis u ocho meses.

El volante del Fortín debía elegir entre el quirófano o tratar de fortalecer su rodilla con ejercicios físicos para volver más rápido, aunque este método no era el más recomendado para la alta competencia. Esta era una decisión que definiría su futuro ya que tiene 33 años y una gran lista de lesiones en el último tramo de su carrera deportiva, aunque todavía no está confirmado que vuelva a jugar.

Según TyC Sports, la última había sido en la recordada final de la Copa Libertadores 2018 cuando, vistiendo la camiseta de Boca, se enfrentó a River en Madrid. Aquel día se rompió el tendón de Aquiles y tardó casi ocho meses en regresar a una cancha.

Después de esto, en junio de 2019, Gabriel Heinze lo llamó para sumarlo al plantel de Liniers. Allí disputó 13 partidos y ya había consolidado su lugar entre los titulares, pero, otra vez, el físico le jugó una mala pasada.

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opinás de los intensos controles de tránsito en Paraná?

Hay que controlar más a los autos
Hay que controlar más a las motos
Todos los controles son necesarios
ver resultados

Las Más Leídas