Con una diferencia muy menor respecto a los valores del escrutinio provisorio, terminó el recuento definitivo de votos de las elecciones generales. Se confirmó el triunfo de Alberto Fernández, quien obtuvo el 48,24% de los sufragios, frente al presidente Mauricio Macri, quien logró el 40,28%. Aún resta contabilizar el voto en las cárceles y de los argentinos en el exterior, que deberá informar la Cámara Nacional Electoral en los próximos días. Se estima que la Asamblea Legislativa para proclamar la fórmula ganadora sería el miércoles próximo.

El escrutinio provisorio, realizado el mismo domingo 27 de octubre, había arrojado un 48,10% para Fernández, contra un 40,38% para Macri. Aunque fue mínima, la brecha entre ambos recuentos favoreció al presidente electo, y amplió sutilmente la diferencia del Frente de Todos sobre Juntos por el Cambio.

De esta manera, quedaron despajadas las dudas que sectores del kirchnerismo habían sembrado sobre el nuevo sistema de escrutinio, basado en el uso de un software especial de la empresa venezolana Smartmatic. "Los resultados del escrutinio definitivo confirman lo que siempre dijimos: que además de haber sido el escrutinio provisorio más rápido y más transparente de la historia, los resultados del recuento que hace la Justicia coincidirían con los que informamos la noche del 27 de octubre", dijo a La Nación Adrián Pérez, secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior.

"Todo el proceso electoral estuvo fiscalizado como nunca antes por los partidos de la oposición, que con el nuevo sistema de transmisión pudieron seguir la trazabilidad de los telegramas. Es un cambio que llegó para quedarse porque le da más agilidad y confiabilidad al sistema electoral", concluyó Pérez.

En 13 provincias, Juntos por el Cambio disminuyó levemente el porcentaje de votos obtenidos. En el resto de las provincias se mantuvo igual, o incluso logró hacer crecer su caudal electoral. El kirchnerismo, en cambio, vio mermado su porcentaje de votos en solo ocho provincias. En el resto creció.

Las mayores diferencias se dieron en Salta, donde el Frente de Todos aumentó 0,52 puntos y Juntos por el Cambio disminuyó 0,40. El recuento provisorio más exacto fue el de Córdoba, donde Macri se mantuvo igual y Fernández sumó tan solo el 0,03 de los votos. No se modificó ningún resultado a nivel provincial, incluso en provincias como Entre Ríos, donde Macri cosechó un ajustado triunfo.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate