El presidente de la Nación, Alberto Fernández, restituyó una placa sobre Taty Almeida que había sido robada. El mandatario fue personalmente hasta el lugar donde trabajaba el hijo desaparecido de la referente de Derechos Humanos.

"Hoy vinimos junto a la querida Taty Almeida al lugar donde trabajaba su hijo, secuestrado en 1975, para reponer la placa en su homenaje que había sido robada hace una semana. La memoria no se puede robar ni destruir, siempre la mantendremos viva", afirmó Fernández.

Embed

También en el acto de reposición de la placa que estaba ubicada en el hall de entrada del Instituto Geográfico Nacional, en Belgrano, estuvieron el ministro de Defensa, Agustín Rossi, y el titular de la secretaría de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla.

Su hijo Alejandro Almeida trabajó algunos meses en el área de cartografía de esa institución, antes de ser secuestrado y desaparecido en 1975. Por eso, una placa le rendía homenaje a él y los 30 mil desaparecidos. La placa había sido robada por el hijo de un militar.

“No tenemos odio, siempre hemos exigido justicia legal, jamás por mano propia”, dijo la Madre de Plaza de Mayo. “La placa que recuerda a Alejandro es un homenaje a los 30 mil, que sea repuesta a tan pocos días de haber sido robada en el sitio en donde la colocamos hace 7 años es todo un mensaje de estos nuevos tiempos: hay cosas que no se ofenden”, había dicho Taty un día antes del acto.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate