La policía sigue protestando frente a la quinta de Olivos, pero se niega a hablar con el presidente.

Aunque parezca insólito, los miembros de la policía que protestan y están rodeando a la quinta de Olivos se negaron a ser recibidos por el presidentede la Nación, Alberto Fernández. “El petitorio ya lo tienen”, respondieron, y le apuntaron al ministro de Seguridad, Sergio Berni.

Lo extraño fue que la policía no quiera dialogar con la máxima autoridad política del país, aún cuando la fuerza se encuentre protestando en las puertas de la casa presidencial.

Después, uno de los que tomó la palabra, le respondió al dirigente gremial Roberto Baradel y lejos de solidarizarse con otros trabajadores, le apuntó a los docentes. “Los maestros salen a protestar y enseguida arreglan, entonces cómo es el tema”, manifestó uno de los cabecillas de la protesta.

También, la bonaerense intenta llevar a cabo el conflicto sin voceros oficiales, por temor a represalias. “No hay voceros y tampoco va haber voceros. Esto es policía, no es una fábrica”.

Fuente: Filo News

Comentá y expresate