En cadena nacional, el presidente Alberto Fernández señaló que "la mayor preocupación" de su gobierno sigue siendo la salud de los argentinos. Ponderó el Plan Rector de Vacunación contra el coronavirus, aunque lamentó las demoras que no permiten una llegada más rápida de dosis. En ese sentido, solicitó "compromiso" y "responsabilidad individual y colectiva".

"Mi mayor preocupación sigue siendo la salud" apuntó el jefe de Estado, que destacó tres desafíos en la actualidad: la segunda ola de Covid-19; las mutaciones y nuevas variantes del virus; y la escasez de vacunas a nivel mundial.

"Hoy 18 países tiene el 88% de las vacunas. Hay problemas de distribución y logísticos" indicó el mandatario. Luego apuntó que el plan en el corto plazo implica dos ejes: vacunación y cuidados.

"Tenemos que cuidarnos mientras avanza el plan de vacunación. Los invito a trabajar unidos, sin importar las diferencias políticas y sociales" resaltó el presidente, que dijo que es preciso "prevenir para reducir el impacto de la segunda ola".

"Está totalmente desaconsejado viajar al exterior" aseguró Fernández, que luego detalló que las fronteras seguirán cerradas para turistas del exterior.

"Queremos que se puedan vacunar todos. Estamos acelerando el plan, pero hay una dilación mundial en la entrega de vacunas. Están demorando más tiempo en llegar. Los países más ricos han tenido tensiones con los proveedores. Pero trabajamos con firmeza para vacunar a todos" finalizó el jefe de Estado.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate