El presidente electo, Alberto Fernández, se pronunció en Twitter sobre la crisis política que atraviesa Bolivia; calificó la renuncia de Evo Morales como un "golpe de Estado que se ha consumado" y le envió varios mensajes al actual presidente argentino en ejercicio, Mauricio Macri, para que siente postura en el conflicto.

"El compromiso de la Argentina con la institucionalidad y contra cualquier forma de golpe de Estado en el continente debe ser total. Espero que las actuales autoridades actúen bajo ese mismo principio preservando la integridad física de quienes puedan resultar perseguidos por el golpismo y colaboren hasta el 10 de diciembre con la recuperación de la democracia en Bolivia", tuiteó Fernández.

Segundos antes, publicó: "En Bolivia se ha consumado un golpe de Estado producto del accionar conjunto de civiles violentos, el personal policial autoacuartelado y la pasividad del ejército. Es un golpe perpetrado contra el presidente , que había convocado a un nuevo proceso electoral".

Y continuó: "Nosotros, defensores de la institucionalidad democrática, repudiamos la violencia desatada que impidió a concluir su mandato presidencial y alteró el curso del proceso electoral". "El quiebre institucional en Bolivia es inaceptable. El pueblo boliviano debe escoger cuanto antes, en elecciones libres e informadas, a su próximo gobierno", consideró Fernández.

"Defenderemos firmemente la democracia en toda América Latina. Después de este quiebre institucional, Bolivia debe volver cuanto antes al sendero de la democracia a través del voto popular y sin proscripciones", tuiteó también el presidente argentino electo.

Embed

Embed

Embed
Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate