El presidente Alberto Fernández afirmó que "es imperioso abordar cambios que le devuelvan a la Justicia el prestigio que unos pocos jueces y fiscales le han hecho perder”.

Explicó que “es muy difícil hacer una mejor democracia y una República más sólida con jueces que acuden en socorro de sus mandantes políticos o corporativos".

Los dichos del mandatario a través de su cuenta de Twitter siguieron a los de la ministra de Justicia y DDHH, Marcela Losardo, quien realizó fuertes críticas al sistema judicial, y dijo que “es hora de poner ética y rectitud”, tras afirmar que causa una “profunda indignación” ver “que un fiscal procesado, que participó en delitos atribuidos a un irregular agente de inteligencia y que está sospechado de presionar con fines de persecución política, sea hoy el encargado de investigar el espionaje del gobierno al que sirvió”, en alusión a la decisión de que la causa por espionaje ilegal que involucra al gobierno que encabezó Mauricio Macri pase a la Justicia Federal de la ciudad de Buenos Aires, con intervención del fiscal Carlos Stornelli.

Embed

Y agregó que “Argentina necesita jueces que vuelvan a ocupar el lugar que la República les reclama. Jueces decentes y capaces, que dejen de servir al poder político de turno, que no cedan a las presiones corporativos y que se dediquen simplemente a impartir justicia”.

Losardo enfatizó la cuestión y advirtió que “si la sociedad argentina no asume la gravedad que representa que el sistema judicial, tras la falsa invocación de su independencia, siga adelante con tan nocivas prácticas, solo acabará enfrentándose a una nueva y tremenda frustración”.

En un extenso hilo de publicaciones, la ministra afirmó: "Hoy sabemos que hubo jueces que acordaban y preanunciaban sus fallos con el presidente de entonces (Macri), que jugaban al tenis con él mientras perseguían a sus opositores con argucias legales".

"Es más que evidente que quienes gobernaron el país inmediatamente antes que nosotros, consolidaron una justicia que los protege y les evita el deber de rendir cuentas por sus inconductas públicas", agregó la funcionaria, al tiempo que remarcó que "la Mesa Judicial existió y dio los resultados que sus miembros buscaban".

Dijo que “ya es hora de poner ética y rectitud allí donde evidentemente esos valores han sido dejando de lado. Es hora de abordar las transformaciones necesarias para garantizar una buena administración de justicia. Si no lo hacemos, los títulos de los diarios seguirán contándonos cómo los impunes opositores y sus amanuenses se burlan de nosotros”.

Comentá y expresate