El juez de Garantías y Transición de Feliciano, Emir Artero, impuso hoy medidas de coerción a Martín Aguilar, acusado de haber desobedecido restricciones fijadas por el Juzgado de Familia local.

El imputado, que cumplía prisión preventiva desde el viernes pasado en la Jefatura de Policía, participó de la audiencia a través del sistema de videoconferencia.

El juez Artero dispuso también la inmediata libertad de Aguilar, quien deberá acudir una vez por semana a la Unidad Fiscal de Feliciano y fijar domicilio en esa localidad.

Además el imputado tendrá prohibido realizar durante 30 días, por sí o a través de interpósitas personas, cualquier tipo de acto molesto, perturbador y/o intimidatorio a la víctima.

Por último, el magistrado dispuso que hasta el 20 de junio próximo Aguilar no pueda acercarse a un radio inferior a 150 metros de la vivienda de la víctima, quedando la Policía a cargo del control del cumplimiento de esa medida.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate