A corazón abierto y con la emoción a flor de piel, Federico Bal se emocionó en la pista del Bailando cuando se refirió a la delicada salud de su papá, Satiango, quien permanece internado en coma farmacológico.

Mi viejo está muy mal. Hoy lo que queda es rezar por papá. Porque está en un cuadro que está todo comprometido. Hay que decirle que hay un lugar mejor”, señaló Fede entre lágrimas.

“Me dio los 30 años mas felices de mi vida. Acá es el único momento en el que me olvido de los problemas. Él está muy empeorado. Perder a un papá es lo peor que te puede pasar en la vida y es un momento terrible que toque en este momento del año”, comentó el excampeón del Bailando.

Embed

Tanto su compañera Lourdes Sánchez como su ocasional rival, Silvina Escudero, más el jurado y hasta el propio Tinelli no pudieron evitar el contagio de la emoción.

Horas antes, en Siempre Show, Fede ya se había referido a la salud de Santiago. "Tratemos de sacarle dramatismo, quería que no se enteren de estas cosas. Hoy es una noche (le toca bailar en ShowMatch) en la que menos quiero es el voto lástima y mostrarme triste. La gente quiere ver cosas lindas", comentó al comenzar el móvil.

"Son momentos muy duros, ayer estaba como jurado en un festival de cine y tuve que irme corriendo para la clínica porque me llamó mi mamá para contarme que a mi papá le estaba faltando el aire. Entró en terapia intensiva y ahora el panorama es bastante difícil", relató Fede, visiblemente conmovido.

"Mi mamá (Carmen Barbieri) está como yo, muy triste. Queremos un poco de paz para papá. Se merece descansar e irse en paz. No es vida la que está llevando. A un tipo tan activo y tan galán como mi viejo, verlo así es… La vejez es una porquería", aseguró el actor. Y agregó: "Me di el lujo de hacer todo en vida con él. Hoy está luchando mucho por su vida, en una de sus últimas peleas. Esta vez no sé si va a poder".

"Que el mensaje sea que hay que decirles todos a nuestros papás en vida. Yo no me quedé con nada adentro, él sabe lo que lo amo. Le pude demostrar que el día de mañana voy a ser un buen papá. Me enseñó valores, una carrera, el respeto, la puntualidad, el profesionalismo. Voy a intentar defender su apellido toda la vida", subrayó Fede.

Fede comentó: “Acá es el único momento en el que me olvido de los problemas. Él está muy empeorado. Perder a un papá es lo peor que te puede pasar en la vida y es un momento terrible que toque en este momento del año”, publicó El Trece.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate