Un nuevo hecho de sangre conmueve a Concordia. Se registró anoche, en un fatal tiroteo en la plazoleta ubicada al lado del CDI Santa Rita, en la intersección de las calles Odiard y Balcarce. En ese momento, había muchos chicos jugando y vecinos en las veredas de sus hogares.

Todo comenzó alrededor de las 21 cuando un sujeto mayor de edad, empezó a efectuar disparos al ver a Maximiliano Aguirre, de 19 años, quien estaba en la plaza tomando mates con un grupo de amigos.

El atacante descargó las balas de lo que sería una pistola automática sin pensar que había niños jugando en la plazoleta. Aguirre, al tener cada vez más cerca a su agresor respondió el ataque también a los balazos, huyendo en dirección sur por la cortada Odiard, hasta que uno de los proyectiles lo alcanzó dándole en la cabeza.

Fue ahí que quedo tendido, mientras el atacante huía. Algunos dijeron que buscó refugio en la vivienda de su pareja ubicada a metros del lugar, donde la Policía realizó un operativo cerrojo esperando la orden de allanar el inmueble para detenerlo, otros dicen que alcanzó a huir en la oscuridad y pese a que todos los vecinos estaban mirando, nadie se atrevió a decir para donde se escapó.

MUERTE CEREBRAL

Ya en el hospital Masvernat, alrededor de las 22, confirmaron a El Sol que Aguirre presentaba muerte cerebral y su cuadro era irreversible, presentaba un orificio de entrada sin salida con el plomo del proyectil alojado en la cabeza y le habría destrozado el cerebro, solo late su corazón y nada más.

La Policía trabajó en el lugar con el gabinete de Criminalística, Investigaciones y personal de la seccional segunda que fueron los primeros en llegar.

Embed

Comentá y expresate