Pasó ayer a la tarde, en la Guardia del Hospital Centenario de Gualeguaychú. Un pediatra que estaba de guardia fue agredido por familiares del paciente, que permanece internado en el nosocomio. El pediatra hizo la denuncia en la Policía, mientras que desde la institución, para resguardar la integridad del menor, hicieron lo propio en el Copnaf.

Ayer por la tarde, una madre ingresó a la guardia del Hospital Centenario con su hijo de 5 años, que presentaba un cuadro de gran excitación. Tras ser sometido a los estudios de rigor, se comprobó que había ingerido clonazepam–fármaco psiquiátrico– y estaba intoxicado.

Los médicos le dieron un medicamento, que primero lo tranquilizó y luego le generó un efecto rebote, “totalmente normal”. Es decir, “se puso agresivo, estaba muy excitado”. En ese momento, los familiares comenzaron a golpear la puerta de la Guardia y cuando el médico pediatra Martín Dahuc salió a dialogar con ellos, una persona lo tomó del cuello y de la chaqueta.

El doctor agredido debió dirigirse a la Comisaría Primera a realizar la denuncia policial, mientras que desde el Hospital Centenario se hizo lo propio en el Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia -Copnaf- para que se tomen cartas dentro de la familia, ya que el fármaco consumido por el menor es peligroso si no se consume bajo receta médica, publicó El Día. El niño pasó la noche internado en la Sala de Salud Mental, donde aún continúa.

¿Qué es el clonazepam?

El clonazepam es un fármaco perteneciente al grupo de las benzodiazepinas que actúa sobre el sistema nervioso central, con propiedades ansiolíticas, anticonvulsionantes, miorrelajantes, sedantes, hipnóticas y estabilizadoras del estado de ánimo.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate