Un sujeto fue condenado a 11 años de cárcel en Alemania, acusado de ejercer la medicina de manera ilegal y de haber persuadido a varias mujeres para que se electrocutaran. Según trascendió, el dolor de las víctimas le causaba placer sexual. Identificado como David G., de 30 años, se presentaba en internet como médico o profesor y aseguraba que estaba realizando un estudio sobre terapia del dolor.

Incluso, llegó a pagar a algunas de sus víctimas entre 200 y 3.000 euros para que participaran del falso experimento, que consistía en electrocutarse con dispositivos caseros conectados a la electricidad. De acuerdo con lo manifestado durante el proceso, el hombre observaba y, en varias oportunidades grabó las electrocuciones a través de herramientas como Skype.

Tras haber sido denunciado, la Justicia lo declaró culpable de 13 casos de intento de asesinato, daños corporales graves, uso indebido de título y daños a la vida privada de las víctimas. Por eso, cumplirá la pena de 11 años de prisión, pena que cumplirá en un hospital psiquiátrico.

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opinás de los intensos controles de tránsito en Paraná?

Hay que controlar más a los autos
Hay que controlar más a las motos
Todos los controles son necesarios
ver resultados

Las Más Leídas