La chiquita ingresó al quirófano porque su situación había empeorado notoriamente en las últimas jornadas.

"Estaba deshidratada y con suero", contó una familiar en declaraciones reproducidas por El Once. La pequeña sufría de epidermólisis bullosa, más conocida como "piel de cristal"y necesitaba de los medios necesarios para su tratamiento.

Su caso comenzó a viralizarse a través de las redes sociales, a través de la publicación en Facebook que comparten miles de personas en todo el país. Allí solicitaban colaboración para comprar cremas que permiten recuperar su piel, conocida como Curefini.

Comentá y expresate