Un hombre proveniente de Singapur no podía creer lo que veía ante sus ojos luego de que los doctores le extrajeran una lombriz de 2,8 metros de largo del interior de su cuerpo.

"El paciente estaba algo consternado cuando le sacaron la lombriz a través del recto", señaló Hsu Li Yang, médico de un hospital de Singapur.

De hecho, la lombriz que le extrajeron era tan larga que debieron doblarla hasta 18 veces para que entrara en la fotografía.

Embed

Según explicaron los expertos en infecciones y microbiología, el parásito encontrado es una tenia que se aloja en el intestino delgado y que lo más probable es que lo haya contagiado comiendo pescado fresco o poco cocido.

Fuente: Minuto Uno

Comentá y expresate