Sus familiares alegan que están detenidos sin pruebas y que uno de ellos es discapacitado. "No tienen ninguna prueba, no tienen porque involucrar a mis hermanos, pedimos que se esclarezca el hecho y que paguen los que tengan que pagar", dijo Mabel Viero.

"Mi hermano tiene un 85 por ciento de discapacidad y está detenido por este crimen, la asamblea de hoy se hizo para apoyar a mis hermanos, yo convoque a los vecinos para pedir la libertad de mis hermanos, están detenidos, no hay pruebas y ellos no tienen nada que ver en esta tragedia, la gente me apoyó, me acompañó, nosotros queremos que se haga justicia pero que paguen los verdaderos culpables, no tienen ninguna prueba, no tienen porque involucrar a mis hermanos, pedimos que se esclarezca el hecho y que paguen los que tengan que pagar", agregó en diálogo con El Sol.

El caso

José María Piana de 65 años fue hallado sin vida el viernes 27 de septiembre en su vivienda ubicada en la zona rural de Magnasco, por un conocido que concurrió a su casa para comprar huevos de campo. “Vine a comprarle huevos y lo encontré tirado, al principio pensé que no había nadie o que no estaba pero solo le vi los pies atrás de la ligustrina, después llamé a la policía y pensé que le había dado un infarto o algo así”, declaró.

El cuerpo fue hallado fuera de la vivienda, más precisamente en el patio delantero, por lo que se cree que salió a pedir ayuda y cayó muerto, es ahí que está la presunción de que pudo haber padecido un paro cardíaco por el estrés de la situación que soportó.

El lunes 30/09 se realizaron allanamientos en domicilios tanto de Villa Zorraquín como Osvaldo Magnasco. Allí, personal Policial de las Divisiones de Investigaciones, Criminalística, Operaciones y junto con Personal de Comisaría Quinta realizaron la aprehensión de dos jóvenes de 18 y 20 años a los que les pesaban el pedido de captura y detención, como también al secuestro de elementos que podrían tener relación con un hecho por homicidio siendo varias prendas de vestir y calzados.

Aparentemente, el móvil del crimen sería el robo de una suma cercana de 200 mil pesos que los ladrones no pudieron encontrar en la casa de Piana, pero sí la policía después del crimen. Se presume que los asesinos no lograron que les diga donde estaba el dinero y esto le costó la vida al jubilado.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate