La Justicia de La Paz dio conocer el fallo completo por el cual fue condenada por el delito de peculado una exdirectora de escuela de La Paz. Se trata del caso de Nancy Ruth Garnier, de 53 años, quien se desempeñó como directora de la Escuela Nº 8 Juan Bautista Cabral, de La Paz, y administraba el comedor de la institución.

En el marco de un abreviado, reconoció que utilizó la tarjeta Sidecreer, que es para la compra de alimentos para el comedor, para su uso personal. Fue condenada a la pena de dos años y dos meses de prisión de cumplimiento condicional y a la inhabilitación absoluta perpetua; y a realizar tareas comunitarias no remuneradas, durante dos años, en el Hogar de Ancianos de La Paz. Aún se encuentra cumpliendo la pena.

La directiva docente fue condenada en abril de 2019 y el fallo fue dado a conocer recientemente. El año pasado, La Sextahabía solicitado la resolución a las autoridades judiciales, apelando a la publicidad de las sentencias. Finalmente, luego de un año, el fallo fue dado a conocer de manera completa. A continuación, los detalles.

El juicio abreviado se llevó a cabo el 11 de abril de 2019. Entonces, el fiscal Facundo Barbosa y el abogado de la docente, Roberto Alsina, informaron del acuerdo al juez de Garantías y Transición, Walter Carballo.

Según la sentencia, el caso se inició en 2016 por la denuncia de una trabajadora del comedor que advirtió los desmanejos de Garnier.

A la docente se le endilgó que entre los días 12 de febrero de 2016 y 21 de octubre de ese año, “compró, para su consumo personal, en el local comercial denominado Supermercado Amelio” una gran cantidad de productos.

Entre los alimentos comprados, se detalló una lista que incluyó dos botellas de yogurt SanCor, un frasco de mermelada La Campagnola BC, 2,460 kgs. de marucha, 1,280 kgs. de chorizo; dos frascos de mermelada La Campagnola BC, un edulcorante Si-Diet, una crema Patricia Allen, dos acondicionadores Jodi Bell; salamín Don Juan, asado de costilla y chorizo; cuatro botellas de gaseosa H2Oh!; Jabon Ariel líquido en botella de 1,5 lts., un frasco de mermelada La Campagnola BC; un baño de repostería Aguila, una colonia Ciel Rosé de 250 CC.; dos botellas de yogurt SanCor Yogs, tres frascos de mermelada Light Arcor; un paquete de galletitas Sonrisas, un paquete de Mini Rhodesia, un salamín Poch; un frasco de mermelada Arcor Light; una botella de yogurt SanCor Yogs; un acondicionador Plusbelle, un shampoo Plusbelle, 380 grs. de fiambres para picada, dos baños de repostería Aguila blanco, un paquete de galletitas Pepitos Stick y una botella de Jabón Líquido Ariel, entre otra gran cantidad de productos para uso personal.

“Para adquirir esos elementos hizo uso de una tarjeta Sidecreer, la cual debe ser destinada a la adquisición de elementos para el funcionamiento del Comedor Escolar de la Escuela Nº 8 Juan Bautista Cabral y cuyos fondos son habilitados por la entidad crediticia mencionada con esa finalidad", señaló la acusación de Fiscalía.

En cuanto a las pruebas contra Garnier, se adjuntaron los recibos de compra del Supermercado Amelio; las declaraciones testimoniales de los trabajadores del comedor y del titular del comercio; además del reconcomiento de la docente.

Al resolver, el juez sostuvo: “La adquisición por parte de la Sra. Garnier de elementos que no eran destinados al uso en el Comedor Escolar de la Escuela Nº 8 con la tarjeta Sidecreer surge en primer lugar de los remitos proporcionados por parte de la firma de Supermercado Amelio. Así, consta en los mismos la adquisición de mercadería que, aún recurriendo a los parámetros más flexibles, bajo ningún concepto podría ser empleada en un comedor escolar (shampoo, acondicionador, jabón líquido para ropa, dentífrico)”.

Y agregó: “Pero también puede notarse la adquisición de mercadería que, aún siendo posible su adquisición con destino a un comedor escolar, no era la empleada -y de hecho nunca llegó- al comedor de la Escuela Nº 8. La inclusión de dicha mercadería en el hecho imputado a la Sra. Garnier surge de las constancias existentes de su adquisición por ésta (en los remitos acompañados por la firma Supermercado Amelio), y las declaraciones de las personas que se desempeñaban en el Comedor Escolar de la Escuela Nº 8, a saber: Francisca Mariana Torres, Arturo Pedemonti, Gladys Cejas)”.

“De las mencionadas declaraciones –siguió el juez- surgen también indicios claros que permiten tener por acreditado el hecho atribuido. En tal sentido, señala Laureano Giménez (de la firma Supermercado Amelio), que la mercadería nunca era llevada al establecimiento escolar, sino que era retirada personalmente por la imputada. Resultan coincidente con las declaraciones de Cejas y Pedemonti quienes refieren que la imputada llevaba la mercadería a la Escuela y nunca les mostraba los remitos de la misma”.

Así las cosas, el magistrado consideró que “debe darse por probada la ocurrencia del hecho y la participación de la imputada, Nancy Ruth Garnier, en el mismo”. “Esto a su vez, se ve confirmado por el reconocimiento libre y expreso llevado a cabo por el imputado en el marco del presente trámite”, aclaró, según registró La Sexta.

En cuanto a la calificación legal, señaló que “se advierte que estamos en presencia de una imputada que reviste la calidad de ‘funcionaria pública’ (Directora de una Escuela Pública) y que a través del uso indebido de la tarjeta Sidecreer, cuyo crédito está habilitado y destinado a la adquisición de elementos para el comedor señalado en el hecho imputado, realizó pagos de mercaderías y alimentos para consumo personal de la imputada, realizando de esta manera la conducta prohibida típica del peculado sustrayendo caudales cuya administración, percepción o custodia le fue confiada por razón de su cargo. Es decir, hubo un comportamiento exterior de la imputada que fue evitable (acción) pero que se adecuó a un tipo doloso”.

Al dictar la sentencia, el juez Carballo explicó que opera como “circunstancias atenuantes, la edad de la encausada, la carencia de antecedentes condenatorios y la magnitud de afectación al bien jurídico tutelado”.

Así, la condenó a la pena de dos años y dos meses de prisión en carácter condicional e inhabilitación absoluta perpetua. Asimismo, señaló que se acordó que realice trabajos comunitarios no remunerados durante dos años en el Hogar de Ancianos de La Paz, a razón de dos horas quincenales.

Fuente: La Sexta

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate