El expresidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró este miércoles que el expresidente argentino Mauricio Macri y los responsables del envío de material represivo a su país "deben ser juzgados en Argentina, en Bolivia o en una Corte Internacional", porque en el futuro "no pueden existir" jefes de Estado "de países vecinos que sean golpistas".

"Estoy convencido de que deben ser juzgados legalmente, si corresponde que sean extraditados o no, lo verá la justicia argentina o la boliviana, pero no puede en el futuro existir presidentes de países vecinos que sean golpistas. Para eso, hay que juzgarlos. También podría intervenir la Corte Penal Internacional, se verá, pero hay que hacerlo", insistió Morales en declaraciones radiales.

Por otra parte, cuando le preguntaron qué le diría a Macri si pudiera hablar con él, Morales respondió: "Nunca hablaría con gente que le hace mucho daño a la vida y a la democracia".

Este martes, el exmandatario de Boliviaafirmó que sufrió un golpe de Estado con apoyo "externo con Estados Unidos a la cabeza", similar a "un Plan Cóndor del siglo XXI", y aseveró que existen pruebas que involucran a Macri con la asonada ocurrida en Bolivia en noviembre de 2019.

"Cuando faltaban semanas para las elecciones del 20 de octubre del 2019 ya habíamos recibido información de que venía un golpe y que en su organización había presencia de Estados Unidos. Aunque yo no creía mucho, ya desde mayo, junio, algunos hermanos de inteligencia de la policía de las Fuerzas Armadas de Bolivia me informaban que llegan norteamericanos a Santa Cruz", recordó Morales.

El ex mandatario del Estado Plurinacional añadió que le habían planteado "organizar una agencia de inteligencia civil" y se preguntó si no habrá sido "un error" no haberlo hecho.

Comentá y expresate