En un diálogo en exclusiva con TN Internacional, el expresidente boliviano Evo Morales se refirió a la posibilidad de venir a la asunción de Alberto Fernández, analizó la situación de su país y, tras reiterar que no hubo fraude en las últimas elecciones, llamó a convocar nuevos comicios “transparentes”. “Presenté mi renuncia para evitar una guerra civil en Bolivia”, insistió.

De arranque, Morales le envió varios gestos de agradecimiento al presidente electo argentino. "Quisiera estar en la asunción de Alberto Fernández, todavía no lo decidí", dijo. "Mi respeto a mi hermano Fernández. El día lunes 11 de noviembre no sé cuántas llamadas hizo para salvarme la vida", afirmó.

Además, Morales también dejó abierta la posibilidad de radicarse en la Argentina, donde ya están sus dos hijos que tuvieron que salir de Bolivia tras la autoproclamación de la opositora Jeanine Áñez.

En relación a los hechos que lo obligaron a salir de su país, el dirigente indígena responsabilizó a la cúpula militare instó a organismos internacionales como la ONU a crear una comisión de la verdad para que se haga una investigación exhaustiva de lo que ocurrió en las urnas el 20 de octubre.

De igual forma, catalogó de “decepcionante” a la Organización de los Estados Americanos -OEA-, ente que advirtió irregularidades en las elecciones. “El informe debía darse el 12 de noviembre, pero los técnicos pidieron un día más. Sin embargo, el 10 publicaron un informe preliminar”, indicó Morales. Para él este cambio evidencia una “una decisión política y no técnica”.

Fuente: TN

Comentá y expresate