La fiscal Verónica Zamboni, titular de Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Villa Gesell, imputó a dos de los rugbiers detenidos como coautores del homicidio de Fernando Báez Sosa. A los otros imputados los consideró “partícipes necesarios”. También ordenó dejar en libertad al último detenido, Pablo Ventura.

Se trata de Máximiliano Thomsen y Ciro Pertossi quienes enfrentarían una pena máxima de prisión perpetua debido a que el delito fue calificado como agravado por el “concurso premeditado de dos o más personas”.

Máximiliano Thomsen, de 20 años, es hijo de la arquitecta Rosalía Zárate, quien se desempeña como Secretaria de Obras Públicas del municipio de Zárate.

Por su parte, Ciro Pertossi, de 19 años, es hermano de Luciano, otro de los detenidos. También es primo de Lucas Pertossi, quien dos semanas antes del brutal ataque publicó un polémico mensaje en las redes sociales. “Fua no falta nada para irnos a gesel (sic) con los pibes, a romper lo que nos faltó el año pasado”, escribió Lucas Pertossi el 4 de enero.

En Zárate, la madre de los hermanos Pertossi trabaja como docente. Su padre es jefe de la automotriz Toyota. Todos los Pertossi fueron suspendidos por el club este martes.Según revelaron algunos vecinos de la zona, los Pertossi eran conocidos porque solían protagonizar episodios violentos.

“No es la primera vez que llega a nuestro conocimiento, no al club en sí, sino en la sociedad de Zárate, de golpizas entre jóvenes y da la casualidad que algunos de los protagonistas son los que están detenidos”, afirmó Marcelo Urra, el apoderado legal de Náutico Arsenal.

En términos legales, se considera que los partícipes necesarios prestaron ayuda o tuvieron algún tipo de comportamiento sin el cual no se podría haber cometido el delito. Por lo tanto,también a ellos les cabría la misma pena.

En Argentina, según señala el artículo 13 del Código Penal, la persona que fuera condenada a reclusión perpetua, una vez cumplidos los 35 años de condena, puede obtener la libertad por resolución judicial, “previo informe de la dirección del establecimiento e informe de peritos que pronostique en forma individualizada y favorable su reinserción social” con una serie de condiciones. Es decir que, en caso de recibir esa pena, los acusados saldrían en libertad después de los 53 años.

Los diez rugbiers del club Náutico Arsenal Zárate permanecían esta tarde alojados en dependencias policiales, aunque la Justicia de Garantías ya solicitó su traslado a una unidad carcelaria. Pablo Ventura, el último detenido quedó en libertad.

Cinco de ellos están alojados en la Comisaría 2da de Villa Gesell, otros cinco en la Comisaría 1ra de Pinamar, publicó Infobae.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opinás de los intensos controles de tránsito en Paraná?

Hay que controlar más a los autos
Hay que controlar más a las motos
Todos los controles son necesarios
ver resultados

Las Más Leídas