La audiencia de mediación entre el presidente Alberto Fernández y la titular del PRO, Patricia Bullrich, se realizará el viernes vía zoom tras la acusación de la dirigente sobre supuestos pedidos de retornos al laboratorio Pfizer a cambio de una compra de vacunas.

El presidente quiere estar presente siempre que la agenda se lo "permita", le dijo Fernández a su abogado Gregorio Dalbón, "ya que la gravedad de los dichos difamaron no solo el honor de un Presidente sino de un gobierno soberano".

Dalbón aseguró que el daño es incalculable ya que con más de 80 mil muertes, hablar de retornos es gravísismo. El presidente adelantó que la eventual indemnización será donada al Instituto Malbrán.

La audiencia será el viernes bajo la modalidad zoom, y como Bullrich ratificó sus dichos ante los medios, Dalbón presagia que la conciliación va a fracasar. Si es así, el lunes 21 de junio interpondrá la demanda.

Días atrás, el presidente, representado por el letrado, envió una carta documento a la titular del PRO, para dar inicio a la acción civil que presentará por supuesta difamación.

Es que la dirigente acusó al Gobierno de pretender "retornos" del laboratorio Pfizer a cambio de una compra de vacunas.

La audiencia es confidencial, y terminada la misma, si fracasa se interpone la demanda, informó el letrado.

Tras los dichos de Bullrich, el propio laboratorio salió a desmentirla e indicó en un comunicado que “no ha recibido peticiones de pagos indebidos”. El exministro de Salud Ginés Gonzalez García también denunció a Bullrich.

Comentá y expresate