Un estadounidense de 20 años llamado Jacob Pina nació con un dedo de casi 13 centímetros, totalmente desproporcionado con el resto de su mano. Sin embargo, lo mostró con orgullo en las redes sociales y ganó miles de admiradores en todo el mundo.

Mucha gente descree que sea de verdad, pero Jacob insiste en que no hay engaños involucrados. En un video, el joven dice: “Sí, es muy largo; sí, es real y, sí, nunca perdí una batalla de pulgares". Además afirmó: "Siempre es bueno ser diferente".

El estadounidense, de West Port, Massachusetts, sostuvo: "No hay razón para que sea tan grande. Es solo una anomalía". Y confesó: “Cuando la gente ve mi pulgar, se asusta y lo mide junto a su propio pulgar".

pulgar 2.jpg
joven completo.jpg
pulgar 3.jpg

Crónica

Comentá y expresate