Gran cantidad jóvenes de Paraná siempre se concentran en lugares públicos para pasar las Fiestas, sin tener que pagar entradas en boliches. Sin embargo, en los últimos años se han vedado los ingresos en distintos espacios a raíz de los disturbios que se generan. En Navidad se improvisó la juntada en el rulo del Túnel, pero esta vez cambió.

Para Año Nuevo, ante el operativo policial montado en los principales puntos de concentración de la ciudad, los jóvenes se convocaron a través de redes sociales e inauguraron uno diferente. Esta vez, el lugar elegido fue la esquina de Don Bosco y Circunvalación, donde llegaron unas 2.500 personas, según informó a AHORAla Policía.

Al enterarse de esta situación, desde la Jefatura Departamental de Policía de Paraná montaron un operativo pasadas las 1.45, con colocación de conos y organización del tránsito. Además, se dispuso que luego de las 6 de la mañana, se hizo apagar los equipos de música y se desalojó la zona de forma progresiva.

Raúl Menescardi, subjefe policial de la Departamental, indicó a esta Redacción que dicho lugar no fue contemplado dentro del esquema de controles de bebidas alcohólicas en espacios públicos. En tanto, se restringió la concurrencia al Rosedal, Parque Urquiza, Plaza Mujeres Entrerrianas, Parque Gazzano y hasta el rulo del Túnel.

Comentá y expresate