El presidente Mauricio Macri encabezó el acto por los 202 años de la Independencia de la Argentina desde la Casa de Tucumán. El mandatario está acompañado por la vicepresidenta Grabriela Michetti, el gobernador Juan Manzur y la primera dama Juliana Awada. En ese marco, analizó el contexto difícil que vive el país y planteó que a pesar de que "estamos pasando por una tormenta, el rumbo del barco está claro".

"Estamos pasando una tormenta fruto de muchas circunstancias, entre ellas temas de nuestra propia gestión, de los mercados externos y de las políticas de los gobiernos anteriores. Pero debemos tener confianza porque sabemos a dónde vamos y cómo vamos a lograr las metas que nos hemos impuesto. Comparto las angustia del momento, pero estoy seguro que vamos a llegar al país en el que todos los argentinos vamos a poder realizarnos", sostuvo.

Desde esta perspectiva, Macri agregó: "Es importante entender que pueden variar los factores, así como varía el clima en la navegación. Pero el rumbo del barco está claro, sigue siendo el mismo. De todas maneras, reparar los daños de una tormenta no puede ser la razón de ser de un gobierno. Estamos acá para construir de una vez por todas una Argentina diferente".

Durante su discurso, Macri volvió a diferenciarse. "Los argentinos dejamos atrás la idea de que iba a venir un mesías a salvarnos. Eso es crecimiento. Empezamos a entender que todo depende de nosotros. El poder no es de un gobierno, es de cada argentino, es de la gente. Todos tenemos que tomar las riendas e involucrarnos si queremos lograr ese país que soñamos, un país grande, de posibilidades, que puedas trabajar de lo que te gusta, lograr tu propio emprendimiento, que puedas elegir cómo y dónde vivir. Un país con equidad, donde cada argentino pueda ver los resultados de su esfuerzo, donde la verdad y transparencia sean innegociables, de diálogo, de respeto, donde se escuche al que piensa distinto, se cuide lo que es de todos y se trabaja dando lo mejor de cada uno para lograr nuestras metas. Esos valores hoy queremos consolidar y afianzar".

En este sentido, remarcó: "Tenemos un programa de gobierno transparente, tenemos convicciones y certezas muy firmes sobre el país que queremos. Este es el gobierno federal que impulsa el desarrollo de la Argentina en forma integral, y lo hace a través de un plan orientado a generar más empleo privado para los argentinos, estimulando su creatividad y su libertad". Al respecto, destacó el impulso de las economías regionales y el incremento de las exportaciones hacia nuevos mercados.

Por esto, insistió: "No nos quedemos a medio camino. Hay obstáculos en el camino y cuando cometemos errores, los corregimos. Tenemos la firme la voluntad y seguridad que estamos acá para hacer las cosas bien". Además, añadió: "Los argentinos estamos poniendo el hombro y por eso el mundo nos acompaña. Sólo la continuidad en el esfuerzo nos va a llevar a esa Argentina que todos merecemos. El cambio está empezando a producir resultados y pronto vamos a ver cómo esos resultados crecen".

Convocatoria

Macri también dirigió su mensaje a dirigentes sociales, políticos y empresarios. "Convoco a todos, en especial a los dirigentes de este país, a que hagan su aporte desde la sensatez, la racionalidad y el profesionalismo", afirmó. "Este no es el momento de oportunismos y demagogias. No es momento de ser egoístas. Superemos la tendencia que tienen algunos de siempre ver cómo pueden las cosas salir mal. Mejor ser optimistas, con un futuro que está ya empezando a surgir. Es momento de trabajar juntos, hombro con hombro, para que el país pueda salir de una vez por todas de esa historia de crisis recurrentes que nos lastimaron durante 70 años", sostuvo.

Asimismo, resaltó: "En ese contexto, quiero pedir también el aporte de los empresarios argentinos. El mundo ya nos ha demostrado su apoyo. Es necesario ahora que los empresarios muestren también un mayor aporte. Sepan que de este lado no hay un Estado que no los va a acompañar, no hay un Estado que aplasta, que pone trabas. Hay un Estado que allana el camino para que puedan crecer. Y algo fundamental: aumentar su productividad, que nos ayuda a que todos seamos mejores. Un Estado que no cambia las reglas de juego, ni aun en las tormentas. Creemos que es fundamental que haya previsibilidad y la posibilidad de apostar en grande al largo plazo. Entre todos tenemos que generar más y más trabajo. El trabajo digno es también justicia social".

Asimismo, en la primera parte le dedicó un párrafo a las mujeres. En relación a la Casa de Tucumán, dijo que "le falta una parte muy importante, que a la hora de contar la historia de cómo se construyó la argentina fue omitida o miniminaza durante demasiado tiempo. Estoy hablando de las mujeres, mujeres valientes, tenaces, heroicas, que también decidieron sumarse a la revolución y hacer su aporte para cambiar la historia para siempre. No podemos concebir nuestra historia sin mujeres. Por eso quiero que también las recordemos y ratificar nuestro compromiso con la igualdad. Le pido a toda la dirigencia que sigamos trabajando juntos para lograrla y saldar esta deuda que no puede postergarse más".

Por otra parte, apuntó: "Los sindicalistas y los movimientos sociales saben el esfuerzo que hemos hecho y que seguiremos haciendo para que este camino de transformación tenga los menores costos para todos". Pero hizo también un llamado a las provincias: "También quiero convocar a todos los gobernadores, a colaborar desde su lugar para que tengamos un presupuesto el año que viene ordenado, así vamos terminando con el déficit fiscal, que no es más ni menos que vivir como lo hacen las familias argentinas, con los recursos que tenemos".

Finalmente, expresó: "es hora de retomar la marcha, no nos quedemos a medio camino, no bajemos los brazos. El país que queremos no es una abstracción, no es algo ajeno. Ese país todos nosotros. Acá no hay espectadores, todos somos protagonistas. ¿Queremos un país de diálogo? Dialoguemos. ¿Queremos un país con valores? Pongámoslo en práctica. ¿Queremos un país donde se diga la verdad? Digamos la verdad, seamos transparentes. Los invito a reflexionar si es verdad que cada día con nuestras palabras y acciones sumamos a ese país que tanto queremos o si por el contrario sumamos a ese país que no queremos más. Los argentinos tenemos la capacidad para salir adelante, porque tenemos un espíritu incansable, valiente, rebelde con el que nos hemos levantado mil veces".

Mirá el video:

Embed

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opinás de la Educación Sexual Integral en las escuelas?

Debe ser obligatoria en todas las escuelas
Debe darse sólo en escuelas públicas
No se debería dar en las escuelas
ver resultados

Las Más Leídas