Mauricio Macri fue insultado durante una visita a un centro comunitario de Florencio Varela. Cuando se estaba yendo, un vecino le gritó: "Estamos cagados de hambre".

El Presidente buscó ensayar una respuesta, pero rápidamente se subió a la camioneta oficial que lo trasladaba y se fue del lugar.

Mirá el mal momento que le tocó vivir al jefe de Estado.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate