Abel Quintana Grasso, vecino de Tala, dialogó con Telediario y contó cómo fue estafado telefónicamente, cuando lograba vender un auto.

"Me llamaron por teléfono porque estaban interesados en el auto, un muchacho con tono cordobés. Me pidió una semana para guardárselo y yo le pedí un adelanto de 400 mil pesos. Me dijo que vaya al cajero, me guió con el teléfono, me hizo pasar por una clave y logró entrar a mi usuario" resaltó Quintana.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate