Minutos antes del mediodía, un grupo de personas integrado por funcionarios del Poder Judicial, peritos del área de Criminalística de la Policía de Entre Ríos y familiares de la docente, volvieron a ingresar al domicilio de calle San Luis al 1030 para buscar otros indicios que colaboren con la investigación del hecho.

De acuerdo a las primeras informaciones, con el conocimiento que los familiares tenían del interior de la vivienda, se ratificó que los delincuentes no se llevaron elementos visibles de gran valor, pero sí sustrajeron las tarjetas de crédito de la víctima, además de un monto aún no determinado de dinero y el celular perteneciente a Teresita Galli.

Después parecería que no falta nada más”, señaló una fuente interna de la investigación.

Fuente: Diario Río Uruguay

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate