Verónica vive en Paraná y sufre de glaucoma y uveitis, motivo por el cual perdió la visión de un ojo y de a poco va quedando ciega del otro. Por tal motivo, envió sus estudios a China, donde le dijeron que es apta para el tratamiento con células madres.

A raíz de ello, la mujer inició una campaña solidaria, con el objeto de recaudar 50 mil dólares.

Para conocer más y colaborar ingresar al FB Una luz para Vero.

Embed

Comentá y expresate