"Siempre debe haber ventilación en la habitación y nunca tenemos que tener artefactos a kerosene, gas, leña, carbón; nunca hay que quemar combustibles cuando nos vamos a dormir, porque no estamos en vigila", recomendó Fernando Molina, del Colegio de Ingenieros Especialistas, en Telediario, por el Nueve.

"Salvo el aire acondicionado, que es un equipo muy seguro, la recomendación es no tener calefactores prendidos al dormir. Cuando uno duerme está entre 6 y 8 horas en estado de inconsciencia, sin noción de lo que ocurre a su alrededor y si hay gases nocivos, no se da cuenta y no puede reaccionar", sostuvo Molina. "Si se trata de un calefactor sin tiro balanceado, directamente no se puede usar dentro de un dormitorio", remarcó el especialista.

"El monóxido de carbono es inoloro, incoloro e insípido. Por eso no se puede detectar y es necesario tomar precauciones", explicó Mario Luna, gerente de Redengas, quien remarcó que hay que asegurarse que el gasista que realice la instalación esté matriculado.

Mirá la entrevista completa:

Embed

Comentá y expresate