martes 18 de junio de 2024
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

#9Ahora1Año: así te contamos el milagro de San Expedito en Nogoyá

En julio de 2015 un incendio afectó gran parte de un campo, excepto una ermita del santo guerrero. Reviví esta historia junto a 9 Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El 20 de julio de 2015 una dotación de Bomberos Voluntarios de Nogoyá acudió a sofocar un incendio en unos pastizales a la vera de la Ruta Provincial 26. Una vez apagado el fuego, percibieron un extraño suceso. En medio de las llamas, una ermita de San Expedito resultó intacta, también el caminito que conducía hasta ella. Al inusual hecho lo calificaron de "milagro" y se lo adjudicaron al patrono de las causas justas y urgentes. 9 Ahora hizo público el caso, con una enorme repercusión.

"Fue como una bola de nieve que comenzó a crecer y crecer. Al lugar donde pasó el milagro lo visita mucha gente de Entre Ríos y también de distintas partes de la Argentina, que hacen donaciones y ayudan a mantener el lugar", expresó Andrés Yones, creador de la ermita. Confesó además que con frecuencia encuentran cartas de agradecimiento y subrayó: "Los santos son la ayuda extra para lo que creemos. Es bueno tener de aliado a un santo así cuando uno anda mal".

Nicolás levantó la ermita junto a su pareja. Ambos creen que lo ocurrido durante el incendio fue un milagro: "Se lo adjudicamos a él porque no se quemó nada adentro de la ermita. Tampoco se vio afectado el camino, pese a haber cintas que si le acercabas un fósforo se prendían fuego enseguida y por las llamas de más de un metro de altura. Fue como un llamado, diciendo 'acá estoy'", reflexionó.


LA ERMITA, UN AGRADECIMIENTO

La pequeña construcción fue creada por un motivo especial. Hace aproximadamente 3 años, Andrés Yones padeció una enfermedad que puso en riesgo su vida. En medio del tratamiento, una tarjeta de San Expedito llegó a sus manos, comenzó a rezarle y su salud mejoró. "Le rece todo el tiempo, porque él es el santo de las causas urgentes. Al mejorarme le hice la ermita, ya que al final de la oración dice: 'Te seré fiel y te daré a conocer al resto de las personas que tengan fe'".

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar